logo


Hogar de Adultos Mayores ¿Cuando Buscar Uno?

¿Estás buscando una hogar para adultos mayores para ti o para algún familiar? Si es así, este post es para ti. Aquí tendrás 5 razones por las cuáles una personas debería mudarse a una residencia de personas mayores.

Una hogar de adultos mayores es una institución que se encarga de ofrecer servicios de atención 24/7, todo el día, todos los días. Cada vez comienza a haber más hogares o casas de retiro para adultos mayores independientes o con un deterioro leve de sus capacidades mentales. Por ello surge la pregunta ¿cuándo se debe mudar un adulto mayor a una centro Gerontológico? 

#1. Tiene una edad muy avanzada (de más de 80 años).

Cada vez la expectativa de vida es más amplia, ahora se vive mucho más tiempo y con mayor calidad. Por ejemplo, cada vez es más común escuchar de una persona que alcanza la edad de 100 años. Esta edad era prácticamente un milagro a comienzos del siglo pasado.

 Una vida tan longeva implica ciertas disminuciones físicas y mentales. Aparecen síndromes como la fragilidad y la pérdida de masa muscular que vuelven a la persona inestable y con un gran riesgo de sufrir una fractura o una caída. ¡Uno de cada tres adultos mayores que viven en su casa sufren una caída! Es por ello que a los adultos mayores muy viejos se les recomienda una residencia con vigilancia las 24 horas.

 

#2. Desea cuidarse a sí mismo de caídas y accidentes.

 Las personas adultas mayores pueden llegar a ser sumamente independientes, tanto que a veces no miden los riesgos de sufrir un accidente al salir solos, por ejemplo, en la Ciudad de México los adultos mayores son las víctimas más frecuentes de accidentes automovilísticos llegando a ser el 21.7%.

Es mejor mostrar autonomía como adulto mayor eligiendo por anticipado usar el servicio de una residencia, en lugar de tener que llegar a asilo de forma forzosa tras un accidente.

 #3. Quiere dejar descansar a quien lo cuida.

 O debería decir, a la cuidadora. Porque generalmente son las hijas quienes dedican más tiempo a cuidar de un familiar adulto mayor. Esta actividad puede desgastar física y emocionalmente, generando un síndrome de sobrecarga del cuidador.

Si el adulto mayor vive solo o ha pasado a vivir con una de las hijas, darle descanso a ella también es una gran opción para buscar el apoyo de una residencia de ancianos.

 

#4. Comienza a tener problemas de memoria y olvidos problemáticos.

La causa principal por la que se busca una residencia para personas mayores es por demencia. Es por ello que si se empiezan a presentar problemas leves de memoria es mejor actuar de prisa. Se estima que este tipo de deterioro cognitivo leve aparece en 7 de cada 100 adultos mayores.

 Si una persona presenta deterioro cognitivo leve pero es capaz de tomar decisiones por cuenta propia, debe poner manos a la obra para buscar una residencia que le guste para vivir y mantener un riguroso control de medicamentos, dieta y ejercicio tanto físico como mental.

 #5. ¡Busca disfrutar de la vejez!

 Es verdad que las personas mayores buscan una residencia porque presentan problemas de salud. Pero son aquellas con un envejecimiento normal o que tienen un buen control de su enfermedad las que pueden sacar el máximo jugo a estos servicios.

 Es una residencia el adulto mayor nunca estará solo, siempre tendrá actividades qué realizar y compartirá espacios para socializar y conversar con personas de su misma generación. Las residencias deben disfrutarse porque ¡Ser mayor es vivir a lo grande!

 

Fuente:http://www.adultosmayoresqro.com

Compartir con amigos aumenta la Felicidad

 

 

Hacer amigos es fundamental en la vida las personas, ya con un buen camino recorrido y muchas experiencia para compartir debes contar con compañeros que y escuchen tus experiencia y  hacer de estos recuerdos los más gratos de la vida.

Según un estudio publicado en la revista Psychosomatic Medicine, la percepción del dolor se reduce cuando una persona a la que consideramos cercana está físicamente presente, por lo tanto, es mejor ponerte una inyección o curarte una herida delante de un amigo.

Contar con un amigo alarga la vida. Tras realizar un seguimiento a 1.500 personas durante una década, científicos australianos llegaron a la conclusión de que en las personas con un amplio círculo de amigos el riesgo de fallecer se reduce un 22%. “Estar conectados con otros es esencial para vivir más años”, concluyeron los investigadores en la revista Journal of Epidemiology and Community Health.

Compartir con un alguien también aporta satisfacción plena. Las personas que tienen actitud positiva se ha comprobado que producen un efecto muy positivo en el  bienestar emocional de los otros.

Brinda apoyo emocional y seguridad en los momentos más difíciles. Las amistades son una influencia muy positiva en nuestro estado de ánimo, nos ayudan a alejarnos de nuestras preocupaciones y a sentirnos en un ámbito más contenido.

Favorece la integración social.  La verdadera felicidad surge del equilibrio de los instantes de soledad y de los espacios compartidos en la compañía de un buen amigo, que te ayuda a formar parte de grupos más grandes.

Recuerda, no se trata de agregar años a la vida, sino vida a los años y con un amigo la vida se disfruta mucho más.

Fuente: www.centrodeladultomayor.com

La Vejez una buena etapa

 

 
Es importante desechar la idea de que ciertas cualidades y emociones son propias y exclusivas de la gente joven. Es sumamente común escuchar frases como “soy mayor, pero de espíritu joven” o “me siento feliz como si tuviera 20 años”. En cambio, es sano pensar que la felicidad, la alegría y el entusiasmo pueden experimentarse y se experimentan a cualquier edad, sólo hay que decidirse a vivir estas emociones con plenitud.
Para nadie es desconocido que la vejez conlleva  limitaciones, que las hay sin duda. No obstante, para muchos, esta etapa puede ser sinónimo de libertad:
  • Es la etapa en la que ya no hay que complacer a nadie.
  • Es el tiempo de comprobar los afectos definitivos.
  • Ya no hay espacio para las relaciones impuestas o por conveniencia.
  • Los horarios ya son relativos.
  • Se está libre de conflictos sexuales, de luchas y competencias.
Puede entonces volcarse la mirada hacia adentro para explorar el mundo interior sin distracciones y agradecer tanta riqueza y oportunidades. Y con esa paz silenciosa, emprender una rutina colmada de lujos.
Cuando tomamos la decisión de llegar a la vejez con una vida plena hasta el último aliento de vida, podríamos llegar a  transmitir una imagen de vejez que sea envidiada y deseada.
 
Fuente: http://paraeladultomayor.blogspot.com.co/

Consejos para una nutrición adecuada en la tercera edad

Estos son algunos consejos de cara a que la alimentación durante la tercera edad sea la adecuada y se cubran las necesidades nutricionales de una persona mayor de 65 años:

  • Hacer una lista de la compra con los alimentos que se van a comer en la semana.
  • Las comidas deben ser ligeras, sencillas y de fácil preparación.
  • Los alimentos deben tener una presencia agradable a la vista para que inciten a comer.
  • Fraccionar las comidas en cuatro o cinco veces al día, y no prescindir nunca del desayuno.
  • Es aconsejable beber líquidos entre comidas (zumos, batidos...), y suficiente agua para mantenerse hidratado, especialmente en épocas de calor.
  • Los alimentos deben ser fáciles de masticar y deglutir.
  • Es aconsejable no abusar del consumo de café y bebidas excitantes, al igual que de licores y bebidas azucaradas.
  • Aumentar el consumo de alimentos que contengan fibra (legumbres, verduras, hortalizas, etcétera), y alimentos integrales.
  • El ambiente a la hora de comer deberá ser relajado y armonioso. Se puede invitar a alguien a comer de vez en cuando para hacerlo más agradable.
  • No abusar de la sal ni el azúcar. Para evitar que las comidas resulten insípidas, se pueden añadir especias como romero, pimienta, tomillo, orégano… También se pueden emplear edulcorantes artificiales para preparar dulces y postres caseros, porque con la edad se incrementa la intolerancia a la glucosa y hay que restringir el azúcar.
  • Escoger alimentos con un aporte calórico algo menor porque la actividad física es más reducida.
  • Cocinar con aceite de oliva preferentemente y, en vez de freír los alimentos, prepararlos mejor al vapor o al horno. Un exceso de grasas puede elevar los niveles de colesterol y provocar sobrepeso u obesidad.
  • Es importante tomar leche y productos lácteos, como yogures o queso, para cubrir las necesidades de calcio.
  • Hay que mantener en todo lo posible los gustos y hábitos personales para evitar caer en la inapetencia.

Fuente :http://www.webconsultas.com

¿Nuestro miedo al envejecimiento comienza antes?

 

“El envejecimiento es una mezcla de ganancias y pérdidas” sin embargo, hoy en día, la rica y multifacética experiencia de envejecer ha sido patologizada y reducida a la vergüenza de parecer vieja y sentirse una miseria.

Por supuesto, el miedo al envejecimiento no es un fenómeno reciente, los métodos de “rejuvenecimiento o anti-aging” se remontan a Platón, mientras que la idea de la “Fuente de la Juventud” se popularizó en la época de Alejandro Magno. Lo que es diferente en esta época es que esta ansiedad se vive tristemente/dramáticamente desde bien temprano. Las mujeres hacia los 27 años empiezan la guerra contra lo inevitable lanzadas al Botox.

Scarlett Johansson admitió que empezó a usar productos antienvejecimiento a los 20 años. Ahora hay tantos adolescentes recibiendo inyecciones de Botox que en Reino Unido ya le pusieron nombre al fenómeno: “Teen Toxing”.

En la publicidad se empeñan en lanzar mensajes claramente edadistas. Nos dicen constantemente que 60 son los nuevos 40 pero en esa aceleración miedica por envejecer podríamos decir que los 40 son realmente los 25.

Esto es más o menos cuando ocurre un cambio mayor. Los niños y los adolescentes anhelan hacerse mayores para adquirir mayores rangos de libertad y los privilegios que vienen con el envejecimiento. ¡Por fin tengo los 18! 

Pero ¿qué es lo que ha provocado que esta “juventud” sienta ansiedad por un fenómeno tan natural? La industria cosmética, a través de su marketing, ha desempeñado este papel. Los clientes ahora están segmentados por edad, y el mercado anti-envejecimiento, con nuevos productos para la piel “madura” para los primeros signos de envejecimiento pero también para preadolescentes.

El miedo maximiza los beneficios. Vivimos vidas más largas y saludables que cualquier generación anterior, pero, curiosamente, preocupándonos por el envejecimiento desde bien jóvenes. Lo que vamos a vivir es eternamente preocupados.

El sociólogo Mike Featherstone habló de una “pornografía de la vejez”, un exuberante disgusto por la vieja carne. Esa tiranía también está afectando al género masculino. Todo lo que se decía que los hombres mayores lucen las canas o las arrugas con distinción parece pasado. El mercado necesita nuevos consumidores y al igual que con las mujeres se lanzan sin piedad. Los cirujanos cosméticos reportan un aumento en los procedimientos solicitados por hombres para no ser despedidos de sus trabajos o aquellos que temen la competencia de los hombres más jóvenes.

La polarización de viejos y jóvenes descansa sobre una falacia: que todos los jóvenes poseen la piel perfecta y el pelo brillante, tienen sexo sin parar, vibran de energía y nunca están solos.

La denigración de la edad se basa en la idealización de la juventud, y ambas violan la realidad. Ser joven rara vez es tan maravilloso, ni por viejo miserable. Sabemos por experiencia que no somos siempre felices, dinámicos y hermosos cuando somos jóvenes, así que ¿por qué creemos que estos atributos se invierten inmediatamente cuando alcanzamos los 40 o 50?

 

Tomado de www.qmayor.com 

Mayor Información:

317 5177835 -  3167517282

mercadeo@ruitoquecasamayor.org

Todos los derechos reservados Ruitoque Casa Mayor.Desarrollado por: Ventux.co Diseñado por: Gorila Creativo